¿Son la felicidad en el trabajo y el teletrabajo compatibles?


Debido a la situación que estamos atravesando actualmente, es inevitable hacernos esta pregunta. Cuando se habla de felicidad en el trabajo es casi automático remitirnos al lugar donde estamos habituados a desempeñar nuestras labores. Es el espacio que compartimos con nuestros compañeros, las interacciones que solemos tener en el transcurso del día, la máquina de café, los momentos de esparcimiento que se pueden propiciar en estos espacios, el estrés que nos genera cumplir el horario de llegada y también lograr nuestros objetivos diarios respetando nuestro horario de salida.


A pesar de todo lo que puede costarnos hacer estas cosas, ya nos hemos habituado a la rutina, tanto así, que ahora incluso la echamos de menos. Adicionalmente, nuestro lugar de trabajo, es un espacio diferente donde nos desconectamos de nuestro entorno personal, con todo lo que implica que ahora no podamos hacerlo. De repente hemos tenido que asumir de forma abrupta un cambio en nuestra forma de trabajar y en nuestro espacio laboral, viéndonos obligados a adaptarnos en muy corto tiempo a los desafíos que nos trae el teletrabajo.


Las empresas por su parte tampoco lo han tenido fácil, han tenido que afrontar el teletrabajo de forma precipitada, en muchos casos sin estar preparados, sin tener todas las herramientas necesarias, teniendo que adaptar sus metodologías y cultura para poder asumir el reto. Ambos, colaboradores y empresas, deben hacer uso de una habilidad que ahora es más importante que nunca “LA CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN” Si nos remitimos a la definición del diccionario podemos decir que “la capacidad de adaptación es la capacidad que tenemos las personas para modificar la propia conducta, para adaptarnos a determinados objetivos cuando surgen dificultades, nuevos datos o cambios en el medio. Se asocia con la versatilidad del comportamiento para adaptarse a distintos contextos, situaciones, medios y personas, rápida y adecuadamente”. También nos habla de conducir un grupo en función de la correcta comprensión de los escenarios cambiantes, dentro de las políticas de la organización.


Este último aspecto nos lleva a analizar la responsabilidad que tiene el liderazgo en momentos de cambio, y por lo tanto nos lleva a plantear las siguientes preguntas:


¿Qué estrategias están utilizando las organizaciones para ayudar a sus colaboradores a adaptarse a los cambios actuales?

¿Qué acciones están implementando para mantener motivadas a las personas?

¿Qué tan efectivas o no están siendo estas acciones?

¿De qué forma pueden seguir motivando, inspirando y desarrollando sus equipos de forma virtual?

¿Qué opciones les están proporcionando a su gente para gestionar el estrés, la ansiedad y la depresión que genera la crisis actual?

¿De qué forma estás haciendo el seguimiento de los objetivos y como los están evaluando sus colaboradores?


Estas preguntas son importantes porque de acuerdo con las estrategias y el apoyo que brinden los líderes a sus colaboradores en el momento actual, van a depender en gran medida sus resultados, el cumplimiento de las metas de la organización y el respaldo que van a encontrar en su gente. Por lo tanto, ahora más que nunca importa pensar en todas estas situaciones.


Para finalizar y ayudar a que el teletrabajo sea compatible con la felicidad, queremos compartir estos sencillos consejos, teniendo en cuenta las necesidades y desafíos actuales:


1. Aprende a confiar en tus colaboradores, más que controlar sus horarios, fija metas y objetivos claros, acompáñalo a través de una comunicación constante de soporte y servicio.


2. Promueve la autonomía y la autogestión, permíteles cierta flexibilidad de horarios de acuerdo con sus necesidades, esto puede ayudar a promover en ellos el empoderamiento y compromiso con el cumplimiento de los objetivos y no solo con el horario de laboral.


3. Brinda apoyo a aquellas personas que presentan más dificultades ante los cambios, quienes tienen situaciones personales debido a la contingencia o se han visto desbordadas por las exigencias del teletrabajo, las tareas domésticas, los hijos, etc.


4. Genera nuevas propuestas de desarrollo virtuales donde puedan beneficiarse más personas y donde ellos también puedan ser responsables de su propio proceso de crecimiento, bienestar y salud mental.


Si deseas más información sobre estas estrategias que puedes implementar en tu organización, en HAPPYme podemos ayudarte. Somos un equipo especializado en generar programas que promueven las emociones positivas en las organizaciones, aumentando los niveles de felicidad y bienestar, promoviendo una cultura mentalmente saludable. Tenemos programas específicos y a la medida para atender a las necesidades de las organizaciones de ahora. 


Ps. Maria Claudia Hernández

Cofundadora HAPPYme

Experta en desarrollo personal y recursos humanos.

11 vistas

Grupo HAPPYme S.A.S

NIT 901307210-8

Whatsapp +1 (917) 655 5978 | +(57) 305 246 0493

info@happyme.co

Medellín, Colombia 

 

 

Síguenos 

  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Grey Circle

© HAPPYme 2020