El poder de los hábitos


¿Qué nueva creencia, comportamiento o hábito ha mejorado tu vida en los últimos años ¿Sabías que más del 40% de las acciones que realizamos a diario son acciones inconscientes? estas mismas acciones son las que conocemos comúnmente con el nombre de hábitos.


¿Por qué son importantes los hábitos y cómo pueden influir en la consecución de metas y objetivos?


Los seres humanos necesitamos crear hábitos para que el cerebro no gaste toda su energía en las miles de acciones que nuestro organismo ejecuta cada día. De esta manera, puede ahorrar fuerzas para enfocarse en operaciones más complejas.

¿Pero cómo se instalan en nosotros y porque puede ser tan difícil cambiarlos? Las pequeñas repeticiones de acciones y comportamientos se van quedando grabadas en los ganglios basales del cerebro. Al registrase allí es cuando se hacen inconscientes o automáticos y comienzan a habitar en nosotros.


Los seres humanos somos criaturas imperfectas, pero alcanzamos el éxito, no porque no tengamos debilidades sino porque aprendemos a conocer nuestras capacidades únicas y podemos aprender a desarrollar los hábitos correctos en torno a ellas. Pero qué pasa cuando esos hábitos, no nos acercan, si no que por el contrario nos alejan de nuestras metas? La procrastinación, sedentarismo, evitación, pueden ser algunos de esos comportamientos que nos alejan.


En este artículo te compartimos algunas claves para deshacerte de todos aquellos hábitos que te impiden avanzar.


El tiempo es muy relativo, pero puede tomarte hasta 6 meses poder eliminar un mal hábito, dependiendo del ritmo de cada uno claro está.

  1. Identifica qué te motiva a cambiar ese hábito: intentar cambiar un hábito es un proceso complejo que se desarrolla en tu psique. Por eso el primer paso es la toma de consciencia, entender el por qué es necesario un cambio de hábitos, así identificamos las señales que nos están indicando la necesidad de cambio. Luego es importante centrar nuestra atención en lo que nos motiva a cambiar ese hábito en particular, también debemos pensar que nos limita para poder hacerlo, dificultades que me puedo encontrar para saber cómo evitarlas y finalmente empezar a entender las asociaciones que hacemos a ese comportamiento, es decir lo que hay detrás del hábito. Por ejemplo, en el caso de la procrastinación en muchas ocasiones hay un temor al fracaso, y este a su vez está asociado a la percepción de dificultad que la persona hace frente a algún objetivo o tarea con la que se tiene que enfrentar, aliviando su ansiedad de manera temporal a través del aplazamiento de la tarea o el objetivo hasta el último momento.

  2. Identifica y describe el problema: coge papel y lápiz y escribe una vez identifiques el problema, aunque aún no estés tomando medidas todavía empiezas a tener mayor apertura al cambio, a centrar tu atención en lo que quieres mejorar, y esto te ayuda a tener apertura mental para pensar en el cómo. En esta etapa es fácil quedarse por largos periodos de tiempo atrapado, ya que no logras emprender acciones para lograr tu objetivo por lo que es muy importante poder pasar rápidamente a la acción.

  3. Elabora un plan de acción: es recomendable hacerlo de forma gradual, haciendo cambios pequeños inicialmente para luego pasar a cambios reales en tu conducta, en este momento es cuando debes invertir más tiempo y energía. Cuando ejecutas acciones reales de mejora y puedes ver los primeros triunfos después de haber pasado un periodo perseverando, esto te genera mayor motivación y te ayuda a mantener el esfuerzo y las nuevas acciones.

  4. Mantenimiento: trabaja para evitar recaer en las anteriores rutinas, busca consolidar los logros alcanzados en la fase anterior.

  5. Crea rutinas alrededor de tus nuevos hábitos: debes generar un ambiente favorable para aquello que quieres adquirir. Es decir que, si estás implementando un hábito de levantarte más pronto en las mañanas, busca una rutina agradable que puedas asociar a este hecho, por ejemplo, una meditación corta por la mañana, disfrutar de una caminata corta o un desayuno saludable son algunos aspectos que pueden generarte bienestar y motivación para ayudarte a mantener el nuevo hábito. Para esto necesitas identificar esa cadena inconsciente de acciones que te llevan al hábito, para transformarlo desde el ambiente.

¿Te han parecido útiles estas estrategias?


¿Cuánto tiempo te has tardado en adquirir nuevos hábitos?


¿Te gustaría recibir acompañamiento guiado para trabajar en alguno de estos aspectos?


Compártenos qué pautas te han funcionado para seguir ampliando nuestro repertorio.

Maria Claudia Hernández

Psicóloga Cofundadora y CEO en HAPPYme

Mg. en Dirección Profesional de Personas

Experta en el área de desarrollo y bienestar en las organizaciones


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Grupo HAPPYme S.A.S

NIT 901307210-8

Whatsapp +1 (917) 655 5978 | +(57) 305 246 0493

info@happyme.co

Medellín, Colombia 

 

 

Síguenos 

  • YouTube
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn - Grey Circle

© HAPPYme 2021